• Jose Alfredo Jaramillo

Actos de competencia desleal – ley 256 de 1996


La Ley 256 de 1996 , por la cual se dictan normas sobre competencia desleal establece una lista de actos considerados de competencia desleal, cuya tipificación busca proteger la transgresión por parte de los agentes del mercado la Libre y leal Competencia, con actos de competencia desleal, cuyo origen son prácticas que distorsionan y desequilibran la economía y el mercado, y se constituyen como actos prohibidos a pesar de la libertad de empresa consagrada en el Artículo 333 de la Constitución Política:

Desviación de clientela

Se considera desleal toda conducta que tenga como objeto o como efecto desviar la clientela de la actividad, prestaciones mercantiles o establecimientos ajenos, siempre que sea contraria a las sanas costumbres mercantiles o a los usos honestos en materia industrial o comercial.

Desorganización

Se considera desleal toda conducta que tenga por objeto o como efecto desorganizar internamente la empresa, las prestaciones mercantiles o el establecimiento ajeno.

Confusión

Se considera desleal toda conducta que tenga por objeto o como efecto crear confusión con la actividad, las prestaciones mercantiles o el establecimiento ajeno.

Engaño

Se considera desleal toda conducta que tenga por objeto o como efecto inducir al público a error sobre la actividad, las prestaciones mercantiles o el establecimiento ajenos. Se presume desleal la utilización o difusión de indicaciones o aseveraciones incorrectas o falsas, la omisión de las verdaderas y cualquier otro tipo de práctica que, por las circunstancias en que tenga lugar, sea susceptible de inducir a error a las personas a las que se dirige o alcanza sobre la actividad, las prestaciones mercantiles o el establecimiento ajenos, así como sobre la naturaleza, el modo de fabricación, las características, la aptitud en el empleo o la cantidad de los productos.

Descredito

Se considera desleal la utilización o difusión de indicaciones o aseveraciones incorrectas o falsas, la omisión de las verdaderas y cualquier otro tipo de práctica que tenga por objeto o como efecto desacreditar la actividad, las prestaciones, el establecimiento o las relaciones mercantiles de un tercero, a no ser que sean exactas, verdaderas y pertinentes.

Comparación

Se considera desleal la comparación pública de la actividad, las prestaciones mercantiles o el establecimiento propio o ajeno con los de un tercero, cuando dicha comparación utilice indicaciones o aseveraciones incorrectas o falsas, u omita las verdaderas. Así mismo, se considera desleal toda comparación que se refiera a extremos que no sean análogos, ni comprobables.

Imitación

La imitación de prestaciones mercantiles e iniciativas empresariales ajenas es libre, salvo que estén amparadas por la ley.


No obstante, la imitación exacta y minuciosa de las prestaciones de un tercero se considerará desleal cuando genere confusión acerca de la procedencia empresarial de la prestación o comporte un aprovechamiento indebido de la reputación ajena.

Explotación de la Reputación Ajena

Se considera desleal el aprovechamiento en beneficio propio o ajeno de las ventajas de la reputación industrial, comercial o profesional adquirida por otro en el mercado.

Violación de Secretos

Se considera desleal la divulgación o explotación, sin autorización de su titular, de secretos industriales o de cualquiera otra clase de secretos empresariales a los que se haya tenido acceso legítimamente pero con deber de reserva, o ilegítimamente, a consecuencia de una violación de norma.

Inducción a la ruptura contractual

Se considera desleal la inducción a trabajadores, proveedores, clientes y demás obligados, a infringir los deberes contractuales básicos que han contraído con los competidores.

Violación de Normas

Se considera desleal la efectiva realización en el mercado de una ventaja competitiva adquirida frente a los competidores mediante la infracción de una norma jurídica. La ventaja ha de ser significativa.

Pactos desleales de exclusividad

Se considera desleal pactar en los contratos de suministro cláusulas de exclusividad, cuando dichas cláusulas tengan por objeto o como efecto, restringir el acceso de los competidores al mercado, o monopolizar la distribución de productos o servicios, excepto las industrias licoreras mientras éstas sean de propiedad de los entes territoriales.


La nominación de conductas descritas en las líneas precedentes, pretende resumir los actos que son considerados como competencia desleal según la ley 256 de 1996.


Leer también: Derecho de la libre y leal competencia...

#60añosdelaLeydeCompetencia #ACDC #AsociacioncolombianadeDerechodelaCompetencia #CEDEC #DerechoDeLaCompetencia #HotelMarriot #IVCongresoAnualDeACDC #JaramilloAbogados #LeyDeCompetencia #Abogados #Cali #EstadoDeLaCuestion #ACOLCOMP #ServidoresPublicos #Competencia #competenciadesleal

  • Email - Jaramillo Abogados
  • LinkedIn - Jaramillo Abogados
  • Twitter - Jaramillo Abogados
  • Blog - Jaramillo Abogados

© 2019 Jaramillo - Derecho de los Mercados. Creado por idolabranding.com